Argelaguer Vall del Llierca

Garrotxa: Argelaguer – Tortellà – Montagut i Oix – Sales de Llierca – Sant Jaume de Llierca – Fundat l´any 2005

Europa atraca els seus bancs

Posted by lejarza en 23 marzo, 2013


Matías Vallés: Europa atraca els seus bancs.-John Dillinger és un dels llegendaris atracadors als quals s’atribueix la millor descripció del seu ofici, a preguntes d’un periodista:
– Per què roba vostè bancs?
-Perquè allà és on hi ha els diners.
La Unió Europea de Atracadors ha aplicat aquesta màxima, en el seu intent de robar els dipòsits bancaris xipriotes. Merkel, Hollande, Monti i Rajoy van considerar que Nicòsia era el laboratori ideal, un assaig amb tot abans de desposseir als estalviadors d’altres països. Així s’aconsegueix mantenir intactes els sous dels executius financers que han conduït a Europa al col·lapse.
Un cop despullats dels passamuntanyes que ocultaven la seva identitat durant l’atracament de cap de setmana, Merkel i els seus lacais han negat covardament seva participació. L’evidència del robatori els va obligar a delatar al més ximple de la banda, el president xipriota Anastasiades, perquè carregués amb les culpes. L’efecte psicològic ja s’havia aconseguit. L’anàlisi política i econòmica ha degenerat en una autòpsia dels valors. Brussel·les ha aconseguit situar-se per sota de la catadura de Putin, i concedeix al president rus l’oportunitat d’entonar retrets morals.
Així a Madrid com a Brussel·les, els flamants atracadors de bancs intenten administrar l’economia com si no hi hagués éssers humans. L’Espanya del segle XVIII va encunyar la feliç denominació de “sobrantes”, per als ciutadans indefensos pecuniàriament. En aquells temps eren reclutats, avui se’ls priva dels seus ínfims estalvis. Els saltejadors de la UE s’escuden en que pretenien castigar els evasors fiscals. En aquest cas, seria més apropiat que atraquessin els bancs suïssos i es quedessin amb el deu per cent de la seva col·lecta. En contra de les aparences, a Xipre s’ha assistit a un experiment fructífer. L’opinió pública ja està condicionada per oferir sacrificis humans als mercats. Ni Dillinger es va atrevir a tant.
Atraco a las tres | José Mª Forqué | 1962


Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

6 comentarios para “Europa atraca els seus bancs”

  1. lejarza said

    Crisis, rescates y corralitos en la Unión Europea

    Hedelberto López Blanch

    Cada día se hace más tangible que los rescates realizados desde mayo de 2010 a Grecia, Irlanda, Portugal, España y Chipre, solo han beneficiado a los bancos mientras la crisis se extiende con más profundidad en esos países y sus poblaciones sufren los embates del desempleo, los desahucios, la disminución del poder adquisitivo y la pobreza.

    Datos publicados antes de la Cumbre de jefes de Estado y de Gobierno realizada en Bruselas los días 14 y 15 de marzo sobre crecimiento y competitividad, confirmaban la recesión de varios países en 2012 como consecuencia directa de las medidas de austeridad que entorpecen el crecimiento.

    En Italia, a la incertidumbre política que vive el país tras las elecciones, la agencia de calificación FITCH le rebajó un escalón debido a que en el cuarto trimestre de 2012 el Producto Interno Bruto (PIB) se contrajo otro 0,9%. La recesión se mantiene sin visos de mejoría al contabilizar esa nación seis semestres consecutivos de PIB con cifras negativas.

    El Instituto Nacional de Estadística (INE) informó que Portugal cerró el año 2012 con un decrecimiento del 3,2 % del PIB tras caer otro 1,8 % en el último trimestre lo que se asegura es la peor recesión desde 1975. Su ya debilitada economía vio como aumentaba el desempleo al 16,9 %, mientras bajaban las exportaciones y la demanda interna de la población, muy afectada por las medidas de austeridad.

    España, envuelto su Ejecutivo en denuncias sobre corrupción, se debate en una persistente crisis económica. El PIB en 2012 tuvo un decrecimiento de 1,4 % que ha sido acompañado por un inmenso malestar entre la población que ha realizado centenares de manifestaciones en todo el país.

    Los desahucios, el desempleo que ya sobrepasa el 26 %, las privatizaciones en sectores como la salud y la educación y la caída del poder adquisitivo son parte de ese holocausto económico que padecen hoy los españoles.

    Y de Grecia qué se puede decir. Esta pequeña ovejita desamparada en el contexto de la Unión Europea fue la primera seleccionada por la Troika (Fondo Monetario Internacional, Banco Central Europeo y la Comisión Europea) para sus experimentos neoliberales.

    Pese a las “ayudas”, el país helénico lleva cinco años consecutivos de una recesión galopante y en el cuatro trimestre de 2012 el PIB se desplomó un 5,7 %

    Ahora el turno le ha tocado a Chipre, pequeña isla en el mar Mediterráneo, a la que se le ha otorgado un empréstito de 10 000 dólares tras sufrir su PIB una contracción el pasado año de 2,4 % y se espera que en 2012 sea 3,5 % negativo.

    Pero antes observemos los rescates en euros, recibidos por cinco miembros de la Unión Europea y tras ver los datos anteriores podríamos preguntarnos que han significado y para qué han servido: Grecia 219 000; Irlanda 90 000; Portugal 78 000; España 40 000 (puede llegar a 100 000) y Chipre 10 000.

    Para recibir el préstamo, la pequeña Isla con una tercera parte ocupada por Turquía y con solo 800 000 habitantes, deberá aceptar medidas onerosas no solo para la soberanía nacional sino también para la independencia financiera de su población.

    Todos los analistas aseguran que resulta “insólita e increíble la exigencia de que los chipriotas vean confiscados una parte de los ahorros que tienen depositados en los bancos”, una condición que jamás se había impuesto a ninguno de los países rescatados desde el comienzo de la crisis.

    La medida, acordada bajo presión de los poderosos gobiernos de Alemania y Francia, prevé que el Estado chipriota se quede con el 6,75 % de los depósitos inferiores a 100 000 euros y a partir de esa cifra, con el 9,9 %, con el objetivo de recaudar 5 800 millones de euros, que serán invertidos en el saneamiento de las entidades financieras.

    La troika se ha extremado con Chipre pues acorralar, o mejor dicho, confiscar una parte de los ahorros de los depositantes, viola el principio de seguridad jurídica y deteriora la confianza en las instituciones financieras.

    Desde que surgió la crisis en 2008, la Unión Europea se había comprometido a respetar y garantizar los depósitos bancarios y por eso, al establecer un corralito similar al que sufrió Argentina cuando la crisis neoliberal de finales de 1990 y principios de 2000, esta violando las llamadas reglas para los rescates.

    Ante semejante amenaza, los bancos cerraron sus puertas, los cajeros quedaron bloqueados y decenas de miles de ciudadanos no pudieron retirar sus ahorros, a la par que tomaron medidas para impedir una estampida masiva de capitales.

    Claro, las medidas iban mucho más allá del corralito y del gravamen para los depósitos, pues el empréstito que solo beneficia a los bancos para que no entren en bancarrota, obligaba a Nicosia a un ajuste del 4,5 % del PIB, que incluye recortes del gasto, privatizaciones y alzas de impuestos, con el consecuente desempleo y rebajas de salarios.

    Cientos de manifestantes se agolparon en las afueras del Parlamento cuyos miembros debían decidir si aprobaban o no las imposiciones financieras de la troika. El resultado fue de 36 votos en contra y 19 abstenciones que cerraron por el momento la incertidumbre de los chipriotas y deja la duda sobre la entrega del rescate a este miembro de la Eurozona para evitar la bancarrota de sus bancos.

    Antes de la votación, la Unión Europea había amenazado con retener la “ayuda” si los depositantes de Chipre no compartían el costo del rescate.

    Así las cosas, Chipre se debate entre la espada y la pared, y mientras se discute la línea a seguir por el gobierno del conservador Nikos Anastasiadis, lo cierto es que a los pobladores de la pequeña isla mediterránea le espera una larga recesión que al parecer será profunda.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

  2. lejarza said

    ¿Por qué fracasan los planes de rescate a Chipre?

    Anna Kaledina

    Las autoridades de Chipre discutieron el pasado 21 de marzo un nuevo plan de rescate al país, que está al borde de la bancarrota.

    Todos los planes anteriores fracasaron después de que el pasado 20 de marzo Rusia se negase a conceder a Chipre un nuevo crédito.

    El Ministerio alemán de Finanzas declaró que los bancos chipriotas podrían no abrirse nunca más, porque los problemas en la isla son muy graves. Mientras, los tres actores principales en esta historia -Alemania, Chipre y Rusia- actúan cada uno del modo que les pueda asegurar el apoyo por parte del electorado. Y los electores de estos tres Estados tienen intereses absolutamente distintos, por eso es imposible encontrar una solución que satisfaga a todos.

    Alemania se prepara para las elecciones parlamentarias

    Alemania dijo a las autoridades de Chipre que el Eurogrupo les concedería un crédito por 10.000 millones de euros en caso de que ellos recaudasen los restantes 6.000 millones implantando una tasa especial a los depósitos bancarios.

    La canciller federal de Alemania, Angela Merkel, dio a entender que su país no está dispuesto a rescatar a Chipre, en cuyos bancos está depositado sobre todo dinero de los rusos.

    Chipre no esperaba que los acontecimientos se desarrollaran de ese modo, ya que la UE sí encontró dinero para ayudar a Grecia, cuyos problemas financieros se evaluaban en centenas de miles de millones de euros. Y este país fue culpable de los problemas de Chipre, porque los bancos de la isla tenían muchos bonos griegos. ¿Por qué Europa no quiso encontrar 17.000 millones de euros esta vez?

    La respuesta es evidente. En septiembre de 2013, en Alemania se celebrarán elecciones parlamentarias y Angela Merkel ya anunció su deseo de participar en ellas. La concesión de ayuda financiera a Grecia perjudicó entonces su reputación. Los ciudadanos de Alemania no entienden para qué deben ayudar a un país que tiene problemas. Pero en aquella época, las autoridades de Alemania podían explicar su decisión. Grandes bancos europeos tenían bonos griegos y en caso de que estos bancos se hubieran enfrentado a grandes problemas, esto habría podido provocar una crisis bancaria en Europa. En caso de Chipre, esta explicación no sería aplicable. Los únicos ciudadanos europeos que pudieron ser afectados por la crisis en Chipre son tan sólo los británicos que tienen cuentas en los bancos chipriotas, en las cuales que se hallan unos 2.000 millones de euros.

    Merkel encontró la salida a la situación. Por un lado, el Eurogrupo no se niega a conceder la ayuda a Chipre. Por otro, no está dispuesto a otorgarle a la isla todo el dinero que necesita y propone aprovechar recursos internos. Esto reduce el descontento de los ciudadanos de Alemania, que desempeña el papel de donante para los países de la UE más débiles.

    Parece que los alemanes preferirían que se elaborase un plan de salida de la UE. Esta propuesta se abordó en el contexto de los problemas griegos y es posible que la historia con Chipre reanime las discusiones sobre el tema.

    Los legisladores chipriotas, con el pueblo

    El parlamento de Chipre, que el pasado 19 de marzo no aprobó el proyecto de ley que implanta el polémico impuesto extraordinario a los ahorros depositados en los bancos isleños, también defendió los intereses de sus electores.

    El pasado fin de semana, el presidente de Chipre esperaba que los 28 diputados del partido gubernamental votaran a favor de este proyecto, logrando así el mínimo necesario de 29 votos para sacar adelante esta medida impuesta al país mediterráneo por la Eurozona a cambio del rescate. Pero tras varios días de protestas masivas en la isla, ningún parlamentario apoyó el proyecto. Al mismo tiempo, no se puede garantizar que los legisladores logren mantener sus escaños en un futuro, teniendo en cuenta que se verán obligados a estudiar un nuevo proyecto de ley que estipula gravar con un impuesto los depósitos superiores a 100.000 euros.

    Aunque esta medida no se extendería a la mayoría de los chipriotas, es poco probable que éstos pudiesen recuperar todos sus ahorros. Los depositantes esperan a que se abran los bancos para retirar su dinero. Esto puede provocar un colapso del sistema financiero del país. Por eso salió a la luz pública que el Banco Central de Chipre prepara un proyecto de ley que ayudaría a evitar este colapso. Es posible que las autoridades financieras tengan que congelar temporalmente una parte de los depósitos.

    La situación en Chipre recuerda a lo que pasó durante la crisis en Islandia. Las instituciones internacionales propusieron a este país resolver el problema de enorme deuda externa de los bancos privados a costa de los contribuyentes. Pero el presidente del país no promulgó la ley sobre el reembolso de las pérdidas sufridas por los clientes de bancos privados.

    Se celebró un referéndum en el país y más del 90% de los ciudadanos respondieron que no debían asumir los esos compromisos. Así las cosas, Islandia entró en bancarrota, pero logró evitar la tensión social y ahora la situación en el país ha empezado a mejorar.

    Las autoridades de Chipre pueden seguir el ejemplo de Islandia, si quieren gozar del apoyo del electorado, cuyo descontento a día de hoy está relacionado con las acciones de la UE y Alemania.

    Los rusos se pronunciarán en contra de la ayuda a Chipre

    Las autoridades rusas, que calificaron de manera negativa las condiciones impuestas por la Unión Europea, se negaron a prestar ayuda financiera a Chipre a pesar de que en las cuentas de los bancos chipriotas se hallan no sólo recursos de los bancos y empresas de Rusia, sino también de varias organizaciones públicas. Pero Rusia no puede rescatar a Chipre a solas, por eso el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, exhortó a las autoridades europeas a resolver el problema de manera conjunta.

    Es posible que la causa principal de la renuncia de las autoridades rusas a conceder un crédito a Chipre haya sido su deseo de no manchar su reputación. Los ciudadanos de Rusia no entenderían para qué las autoridades conceden crédito a un Estado que está a borde de la bancarrota y que tal vez sea incapaz de devolverlo.

    Teniendo en cuenta el programa de sacar la economía rusa de la sombra ‘offshore’ incentivado por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, sería extraño ayudar a Chipre, pues hasta hace poco era uno de los paraísos fiscales más populares.

    Es evidente que Rusia tiene dinero. Sus reservas internacionales superan los 526.000 millones de dólares, pero en el país no hay exceso de activos financieros. Además, Rusia ya concedió un crédito a Chipre de 2.500 millones de euros. A día de hoy, es necesario encontrar unos 7.000 millones de euros para resolver los problemas del país isleño. Y esto es casi la mitad de los gastos del presupuesto ruso para educación, o un 20% de toda la deuda pública de Rusia.

    Las pérdidas de los empresarios y bancos rusos en Chipre pueden ser mucho más graves. Por eso todas las opciones de prestar ayuda a Nicosia deberían discutirse. Por ejemplo, el Gobierno ruso podría examinar la posibilidad de otorgar créditos a los bancos rusos, que a su vez podrían destinar los recursos a los chipriotas a cambio de activos.

    Pero no se observa todavía posibles herramientas para invertir dinero. Las acciones de los bancos chipriotas que están al borde de la quiebra no son atractivas. En cuanto a los yacimientos de gas submarino de Chipre, Turquía también está interesada en obtener acceso a éstos, lo que amenaza con provocar problemas políticos.

    El ministro de Finanzas de Chipre, Michalis Sarris, que no pudo llegar a un acuerdo sobre la concesión del crédito con el Ministerio ruso de Finanzas ni con el Gobierno ruso, declaró que no había venido a Rusia para recibir un préstamo, sino para encontrar inversiones.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

  3. lejarza said

    Chipre también debe salir del euro

    Francesca Emanuele

    Con Chipre se pone una vez más en evidencia que el euro es insostenible. Carece de moral y de sensatez que un país soberano haya quedado maniatado sin poder llevar a cabo, para el bienestar de sus ciudadanos, políticas monetarias y fiscales expansivas, cuando son estas las que se necesitan desesperadamente durante una recesión.

    Es ilógico que en Europa se estén cambiando crisis financieras por crisis humanas que dejan numerosas familias hambrientas y millones de desempleados cayendo bajo el umbral de la pobreza día a día. Se supone que los cargos políticos –a través de los que se debe gestionar políticas para influir positivamente en la vida de las personas– han de haber sido electos democráticamente.

    Tal vez uno de los problemas sea precisamente ese, la vacua democracia en las instituciones que ahora mismo deciden cómo engancharle a Chipre esa garrapata que ya ha pasado por la espalda de España, Portugal, Grecia, entre otros. Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), no fue votado por la población europea; sin embargo, dirige la institución que maneja la política monetaria de los 17 países de la eurozona. La llamada Troika (Comisión Europea, BCE y el Fondo Monetario Internacional) se reúne para determinar los ajustes estructurales a los que someterán a los débiles países de la zona euro. Para los estudiosos que llevan décadas teorizando acerca de la denominada “participación ciudadana”, los mecanismos adoptados por la Unión Europea resultan insultantes, pues constituyen espacios de decisión que afectan a millones de personas, pero que carecen de legitimidad y transparencia.

    Así, la eurozona se ha ido complejizando, a la vez que mostraba su opacidad y carácter inhumano. Los partidos presentan promesas electorales porque su objetivo es ser votados; y los partidos se esforzarán –más o menos– en cumplir sus ofrecimientos para ser reelectos. Por ejemplo, el Sr. Draghi, al no pertenecer a ningún partido, tampoco tiene que rendirle cuentas, y menos aún ha presentado promesas ante los ciudadanos. Si el Sr. Draghi tiene un partido en la intimidad, sería algo similar a la banca de inversiones Goldman Sachs –mundialmente conocida al iniciar la crisis de 2008 en EEUU–, en la que ocupó el cargo de vicepresidente por Europa hace algunos años. Quizá son grupos como estos bajo los que están sometidos cargos de decisión en la zona euro, pues resulta absurdo pensar que las medidas de ajuste adoptadas busquen el bienestar ciudadano y el apoyo de la población.

    Si los países masacrados por la Troika –con exigencias de austeridad a cambio de liquidez– dejasen el euro y recobrasen la autonomía de sus monedas, podrían llevar a cabo una política fiscal expansiva, es decir, ampliar el gasto público reduciendo el desempleo y moviendo la economía. Si tuviesen autonomía en su política monetaria, podría pedir prestado a su propio banco central sin tener que pagar interés alguno.

    Chipre es un síntoma más de que la zona euro es indefendible, y es una señal más de que las condiciones impuestas para inyectar liquidez son despiadadas, ciegas ante el sufrimiento humano. El gobierno chipriota se opone al “robo a mano armada” del 6.75% de los ahorros de todos los que tengan más de 20 mil euros y menos de 100 mil en el banco, un ataque a la propiedad privada, dicen unos, una injusta socialización de la estafa, decimos otros.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

  4. lejarza said

    Los cuatro escenarios de futuro de la fundación Friedrich Ebert

    Rafael Poch
    La Vanguardia

    Por primera vez un importante think tank alemán analiza en público futuros escenarios de la eurocrisis. Un final feliz es considerado poco probable. La hipótesis desintegradora se contempla. El peligro de que adopte formas violentas “debe ser tomado en serio”. La creación de una Kerneuropa, una Europa matriz con Alemania en el centro y un euro restringido a las economías más sólidas del norte, es vista no como algo deseado, pero sí como una hipótesis realista y la segunda mejor salida de la crisis.
    En el escenario de la desintegración, el estudio “Escenarios de futuro para la eurozona”, divulgado por la Fundación Friedrich Ebert (FES), fundada en 1925 y asociada a la socialdemocracia, contempla dos subvariantes. Una sería la yugoslava con separaciones violentas. Aunque sea un escenario negro, “debe ser tomado en serio”. “Puede ocurrir aunque nadie lo desee, como sucedió con el estallido de la primera guerra mundial”. Otra variante sería del tipo de la disolución de la URSS, cuando los gobernantes reconocen que los costos de cargar con la periferia son mayores que deshacerse de ella.

    Una tercera variante disolvente sería el llamado “síndrome Mezzogiorno”, a partir de una diferenciación regional y no nacional. En ese caso, en el que se cita expresamente a “Cataluña y la Italia del norte”, “no son los estados los que rompen con la unión monetaria, sino las regiones prósperas las que rompen con los estados para intentar incluirse en una zona de integración central”, dice.

    La eurozona se enfrenta actualmente a una encrucijada que contiene, “el mayor desafío de su historia, señala el estudio. Las medidas adoptadas se demuestran inadecuadas y exacerban la crisis. “En contraste con su percepción en Alemania la administración de la crisis de la canciller Merkel está desprestigiada”, considera.

    El estudio se basa en debates entre expertos que fueron organizados en 2012 en 15 capitales europeas; Berlín, Lisboa, Helsinki, Bratislava, Zagreb, Bruselas, Varsovia, Barcelona, Atenas, Londres, París, Liubliana, Madrid, Roma y Tallin. “Común a todos esos países es la conciencia e incluso el miedo a la fortaleza de Alemania, una demanda de solidaridad pan-europea, y la sensación en los países más pequeños de ser meras piezas en la gestión de la crisis”. El horizonte del estudio es la Europa del año 2020.

    El primer escenario es el de continuar languideciendo: en 2020 la mayoría de los países del sur continúan necesitando rescates y el BCE sigue comprando sus bonos. La unión económica y monetaria continua incompleta y Europa pierde posiciones globales ante EE.UU y China. Las elecciones alemanas de 2013 no cambian nada esencial y se mantienen las resistencias nacionales a una más estrecha coordinación presupuestaria. En el sur de Europa se extiende la inestabilidad, sin llegarse a cambios de régimen. Variante de este escenario sería una “situación japonesa”: un largo periodo de estagnación, deflación y alto endeudamiento.

    El segundo escenario es la desintegración: en 2020 los países están divididos en diferentes bloques, algunos han regresado a su moneda anterior y en otros movimientos populistas antieuropeístas han llegado al poder. La consolidación fiscal es imposible en varios países por estar sumidos en la recesión. Aumenta la hostilidad entre países y entre el norte y el sur de Europa. La unión monetaria se ha dividido en una zona alrededor de Alemania y otra alrededor del Reino Unido. La desintegración de la Unión Europea parece inevitable y apunta hacia una recesión global.

    El tercer escenario es la construcción de una matriz europea más pequeña, más estable y exclusiva con Alemania en el centro: La Unión Europea aún existe en 2020 pero es una Europa de dos velocidades reducida a amplia zona de libre comercio hostil a toda integración política. En ese contexto, la Kerneuropa de matriz alemana establece su unión fiscal y avanza hacia la unión política. Mientras aumentan las desigualdades entre ella y la periferia, esta pequeña y selectiva Europa se defiende mejor en el mercado global.

    El cuarto escenario es el de la reparación y culminación exitosa del edificio europeo: con excepciones para los países particularmente afectados por la crisis, la unión fiscal se ha completado en la eurozona. Los problemas han desembocado en la decisión de Francia y Alemania de dar un nuevo salto adelante. La mayor integración comienza con un grupo de vanguardia decidido a ella, lo que dibuja cierta Europa de dos velocidades. Se revisa el pacto de estabilidad y crecimiento pero se mantiene la cultura de presupuestos saneados. El presidente de la Comisión Europea se elige por sufragio directo. Una agencia europea de deuda emite, en última instancia, bonos de deuda pública comunes. La Unión Europa prosigue su integración. Este cuarto escenario es caracterizado por el estudio como, “el más deseable y el más difícil de alcanzar”.

    Artículo publicado en la edición impresa del diario La Vanguardia el 21/3/2013.

  5. lejarza said

    El Govern de Xipre va acordar amb la troica imposar una taxa exclusivament als dipòsits bancaris superiors als 100.000 euros d’entre un 4% i un 20%. La taxa del 20 per cent s’imposarà únicament als dipòsits per damunt dels 100.000 euros del Cyprus Bank, el major banc xipriota. Per a la resta de les entitats financeres, el gravamen serà del 4%. L’acord es va aconseguir després d’un dia de reunions entre la delegació de la troica (Comissió Europea, Banc Central Europeu i Fons Monetari Internacional), el Banc Central de Xipre i el Govern.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

  6. lejarza said

    ¿Qué pasa en Chipre y por qué?

    Juan Torres López

    La mayoría de la gente se ha quedado muy sorprendida cuando se ha dado a conocer que la Troika (la Comisión Europa, el Banco Central Europeo y el FMI) acaba de dar un préstamo a Chipre a condición, además de privatizar servicios públicos y recortar gastos, de establecer un impuesto sobre los depósitos bancarios del 9,9% (como si las oferta de un supermercado se tratase) para los de más de 100.000 euros y del 6,75% para los de menos.

    Cuando los chipriotas salieron corriendo a los cajeros automáticos para sacar su dinero se encontraron con que la cantidad correspondiente a ese impuesto no la podían sacar, se había establecido un corralito bajo la forma de simple y pura incautación. Y, como siempre suelen suceder estas cosas, sin que haya habido de por medio una decisión del Parlamento que es en donde se supone que radica la soberanía popular que debe acordar las grandes decisiones en las sociedades que se llaman democráticas.

    Chipre es una de las economía más pequeñas de la Unión Europea (sus depósitos bancarios representan más o menos el 0,2% de los totales) y un país escasamente conocido por los europeos, si no es por su tradicional oferta turística. Pero ahora conviene saber algo más de él porque igual resulta que lo que ha pasado allí vuelve a suceder dentro de poco en las economías más grandes de Europa.

    Una brevísima historia

    Chipre mantuvo desde los años noventa una economía modesta y relativamente saneada gracias a su oferta de turismo tradicional. Sin embargo, entre 2001 y 2008 su PIB creció un 3,7% de media, bastante más que el de la mayoría de los países de la Unión, mientras que su deuda pública se mantuvo baja, sin ni siquiera llegar, cuando estalló la crisis, al 60% exigido por la UE.

    Pero a partir de 2010-2011 las cosas se pusieron mal para la banca chipriota, las agencias de calificación rebajaron la nota a Chipre y el 26 de junio de 2012 el gobierno solicitó formalmente una ayuda a la Unión Europea. Lo que había pasado en esos años de crecimiento y las razones de la caída son muy parecidas a lo ocurrido en otros lugares de Europa.

    Chipre entró a formar parte del euro en 2007 pero había vinculado su moneda con la europea desde antes. Eso le permitió tener tipos de interés reales muy bajos y como al mismo tiempo ofrecía impuestos muy ventajosos (en realidad, actuaba como un auténtico paraíso fiscal) registró grandes entradas de capital que le permitían crecer mucho. Muchas de ellas (algunas estimaciones dicen que entre el 30 y el 40% del total de los depósitos) procedentes de los oligarcas rusos que blanqueaban allí su dinero, y también del Reino Unido e incluso (cuando estalló la crisis) de Grecia.

    Los bancos canalizaron la entrada de esa gran cantidad de liquidez y la dedicaron en su mayor parte a financiar una burbuja inmobiliaria muy parecida a la de España. Y a partir de 2008-2009 a comprar grandes volúmenes de deuda griega que era muy rentable por la presión que los mercados ejercían sobre el país heleno (los bancos chipriotas dedicaron a ello el equivalente al 25% del PIB de Chipre).

    Los economistas neoliberales, y entre ellos las autoridades europeas, habían estado considerando en los años de bonanza que un sector bancario super desarrollado y los impuestos muy bajos eran una gran virtud de la economía de Chipre (lo mismo que decían de Irlanda). La realidad se encargó de poner su sabiduría en su sitio: cuando en 2011 se realizó una quita de la deuda griega (como será inevitable que vaya ocurriendo en otros países), los bancos chipriotas quebraron. Y los bajos impuestos solo se tradujeron en un mayor incremento de deuda y en casi una nula capacidad de maniobra cuando la dinámica se torció y los gastos públicos tuvieron que elevarse (entre otras cosas, porque el desempleo se disparó).

    Y en medio de todo eso, no se puede olvidar que también hubo (como en otros países europeos y también aquí en España) un banco central dirigido por cómplices de los banqueros que no dijeron nada cuando se estaba larvando el desastre.

    La intervención

    Ahora, como ya ocurriera en otros países, los bancos quebrados arrastran tras ellos al conjunto de la economía. Es normal. Ya lo hemos dicho muchas veces: la financiación es como la sangre de la economía y sin ella, la actividad económica muere sin remedio. Es verdad que dejarlos caer sin alternativa de financiación es suicida, pero no lo es menos dejarlos vivir simplemente como zombis que se tragan todos los recursos que les den.

    En cuanto cambió ganó las elecciones y entró en el gobierno el protegido de Merkel, la suerte estaba echada, aunque esta vez la Troika ha ido mucho más lejos de lo que podría esperarse porque, con tal de darle un empujoncito más a la alemana frente a su electorado, se ha tomado una decisión que se vende de nuevo como el castigo ejemplar a los derrochadores (ahora en forma de mafiosos rusos) pero que puede hacer saltar el sistema bancario europeo.

    Tratar de rescatar a un sistema bancario muerto, como el chipriota, significa más o menos duplicar la deuda pública del Estado (situarla en el 150% del PIB). El préstamo que le dan a Chipre y que irá directamente a los bancos será de 10.000 millones de euros. Poco para Europea (recordemos que solo Francia y Alemania se gastaron ochenta veces más para rescatar a sus bancos) pero mucho para Chipre: casi la mitad de su PIB.

    Lo que equivale a decir que será materialmente imposible que se pueda pagar y muchos menos con el plan de austeridad que también se impone. Tendrá que haber nuevas quitas más adelante pero, mientras tanto, la Troika hunde así hasta la miseria a otro país que hasta ahora más o menos salía adelante (aunque, desde luego, podría haber salido mucho mejor si la Unión Europea no fuese cómplice de los paraísos fiscales y no se hubiera alentado un modelo de financiarización neoliberal insostenible).

    Pero eso, en el caso de Chipre, no es todo. Con la incautación de una parte de los depósitos bancarios la Unión Europea se salta sus propias normas y abre la espita para que la gente acuda cuanto antes a los bancos a retirar su dinero. No solo en Chipre, donde ya está sucediendo sino en otros países. Veremos a ver si no se da ahora la paradoja de que haya sido la propia Troika quien va a hundir también a los bancos al provocar que la gente saque el dinero de ellos ya no solo por indignación sino por la desconfianza que ella misma ha provocado

    Claro que esto no será un desastre para todos. Ya hay muchas páginas web especializadas que aconsejan que los ahorradores europeos se lleven el dinero a bancos de Alemania, Holanda, Finlandia o Luxemburgo. Sus bancos harán el agosto anticipadamente.

    Una vez más la Troika actúa con una falta de inteligencia y con una desfachatez imperdonables. Se va a cargar para muchos años el sistema bancario chipriota, al intentar revivir a un muerto que no podrá levantar cabeza. Hunde una economía al dejarla sin financiación, mucho más endeudada que antes y sin recursos para poner en marcha la actividad económica. Empobrece para décadas a una población a la que hace responsable de los desmanes de la banca, a la que se limita a rescatar graciosamente. Y no hace, por mucho que diga que actúa contra el dinero negro de los rusos, por acabar con los paraísos fiscales. Aunque eso sí, siembra en ese desastre las bases para que grandes grupos empresariales se hagan con la riqueza de los chipriotas, con sus recursos naturales y con sus servicios públicos.

    ¿Hasta cuándo?

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau, Garrotxa, Girona, Lleida, Tarragona, Barcelona, Catalunya, Espanya, Lejarza ICV-EUiA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: