Argelaguer Vall del Llierca

Garrotxa: Argelaguer – Tortellà – Montagut i Oix – Sales de Llierca – Sant Jaume de Llierca – Fundat l´any 2005

El riure de les caixes

Posted by lejarza en 24 junio, 2012


Manuel Cuyàs: El riure de les caixes.-La crisi de les caixes d’estalvi catalanes que ha conduït a la desaparició de la pràctica totalitat de les petites i mitjanes té l’origen en una hilaritat, en un tip de riure que cal situar a partir dels seixanta. En aquell moment tot el que feia referència a aquests establiments va ser considerat risible pels seus mateixos directius. Van fer riure les reixes del carrer, els comptables amb visera i maneguets de darrere les finestretes, la figura patriarcal dels directors generals i dels delegats de les sucursals, les llibretes d’apuntar entrades i sortides i fins i tot la mateixa clientela, principalment aquelles senyores una mica grans que deien caixa d’oros per dir caixa d’ahorros i “làmines” en comptes de títols i accions. Tot va ser considerat tronat, finisecular, ridícul. I com que no pots estar tota l’estona rient perquè llavors et ve el singlot i et pots ofegar, les caixes petites es van renovar per ser iguals que La Caixa i els bancs. Vidres en comptes de reixes, personal agressiu i com nerviós amb mànigues de camisa, directius de sucursal sempre provisionals perquè no agafessin confiances amb els clients i obertura d’oficines fora dels límits locals. Una caixa d’estalvis catalana que no tingués vint sucursals a Madrid no era una caixa ni era res. Naturalment aquestes oficines s’obrien en llocs on les caixes feien grans operacions urbanístiques i servien per poder canalitzar hipoteques i martingales creditícies.
Aquelles alegraines han dut aquestes ploraines, que deien a casa. Les promocions immobiliàries, a preu de saldo; la marca, per terra; les absorcions inevitables, la desaparició, fatal. Busca’ls, aquells que reien dels homes amb visera que els aconsellaven menjar poc i pair bé i vetllar pels impositors de sempre i per la prosperitat del territori fundacional.
Abans de sucumbir i quan ja es veien atrapats es van recordar tot d’una de les senyores de la caixa d’oros que tant havien bescantat. Les van agafar, les van posar de cap per avall com una guardiola i les van agitar perquè vomitessin fins l’últim cèntim a canvi d’uns avantatges que han estat una estafa i que han arruïnat milers de desprevinguts.
Quin tip de riure, si un dia els tornàvem a veure darrere unes reixes.

Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

Anuncios

6 comentarios to “El riure de les caixes”

  1. lejarza said

    Catalunya como “Holanda” del Sur europeo
    Salvador López Arnal
    Continúa el viaje del president Mas y su numeroso séquito. Continua la andadura usamericana del gobierno de los mejores privatizadores, tan amigo y admirador, según sus propias declaraciones, del Estado racista, belicista y anexionista de Israel.
    Pues bien, dos días antes de que el gobierno privatizador y neoliberal catalán imponga un nuevo e inequitativo impuesto (1 euro por receta), otra forma de repago y de ataque a la sanidad pública, el presidente de la Generalitat, que según crónicas e informaciones “se ha fijado en su viaje a Estados Unidos el objetivo de presentar Cataluña como una región -¿”región” es la palabra?- que poco o nada tiene que ver con la devaluada marca España” [1], aseguraba que Catalunya era la Holanda del sur de Europa.
    Eso sí, por supuesto, con una pequeña pero gran diferencia: Holanda tiene de vecina a Alemania y Catalunya a España, y no es exactamente lo mismo, aseguró Mas el soberbio el pasado jueves en Boston, donde el president promocionó las empresas biotecnológicas catalanas –sólo las catalanas, claro está- y se ha desmarcado de la pobre imagen que España exporta en estos momentos. “Catalunya is not Spain”, ¿recuerdan el mensaje del nacionalismo conservador? (Por cierto, esa España, que no es Catalunya, ¿qué territorio abarca en el imaginario nacionalista conservador o conservador catalán? ¿Incluye el País Vasco? ¿Galacia también? ¿Excluye a Andalucía donde los jóvenes estudiantes, según el president Mas que estudió en la escuela privada de élite Aula, no se les entiende cuando hablan en castellano?).
    El president aseguró que era necesario transmitir un mensaje positivo sobre Cataluña “en un momento de malas noticias sobre España y el sur de Europa”. No sólo se intentó desmarcar, pues, de la marca “España, la raquítica incivilizada” sino de la de Portugal, Italia y Grecia. Catalunya está en el norte, bien al norte, aunque el Mediterráneo bañe sus tierras. Mas insistió en el mensaje y sacó -tal Trazan neoliberal- pecho empresarial-capitalista: una de cada cuatro empresas del sector biotecnológico en España (que ahora sí incluye a Catalunya) es catalana –luego, por tanto, el 75% no es catalana- y Catalunya se sitúa a la cabeza en creación de empresas innovadoras. ¡La competitividad es marca de la casa! ¡Qué miedo! ¡Se salen, nos salimos!
    Eso sí: los recortes presupuestarios en la Dirección General de Innovación se aproximan al 12%, en apenas dos años. ¿Cuadran las cuentas? Según el president Mas sí: los recortes en innovación no afectan por igual a todos los ámbitos. En organismos como el IRTA -dedicado a la investigación en el ámbito agrario- el presupuesto se ha mantenido. ¿Catalunya innovando en el ámbito agrario? No me lo puedo creer: ¡la agricultura ecológica y sostenible como marca de la Catalunya del futuro!
    Sea como fuere, ¿Catalunya es Holanda? ¿Ha establecido bien el paralelismo el president Mas, el amigo americanizado de Israel? Debido a su importancia histórica, el término “Holanda” se ha venido usando tradicionalmente como nombre del país, pero es Países Bajos, como es sabido, la denominación oficial [2]. Una monarquía por cierto. Holanda, concretamente, está situada en la parte occidental de los Países Bajos, que limitan al norte y oeste con el mar del Norte, al sur con Bélgica y al este con Alemania. Así, pues, no está del todo claro –y desde luego no es exacto- lo de las fronteras alemanas señaladas por el president.
    Sin importancia, pelillos a la mar.
    Lo importante es otra cosa: ¿Catalunya es la Holanda del Sur? ¿Por qué será lo se anuncia que es? Porque el president y su gobierno –un gobierno de enorme gran sensibilidad social, mil veces demostrada- aspiran, ya están puestos en ello, ya se han remangado, a que los servicios sociales, el salario mínimo -en “Holanda” es de 1.357 euros en estos momentos-, las ayudas a la familias trabajadoras, el apoyo a los sectores más desfavorecidos, las tasas de paro (sumado: nada que tenga que ver con el socialismo o con un capitalismo fuertemente socialdemócrata, es la derecha la que actualmente gobierna en el país) de “Holanda” se vean superados por su competidora: Catalunya, la amiga de Israel, la Holanda del Sur, que desgraciadamente tiene como vecino la España improductiva, inculta, perezosa, aquella cuyos jóvenes apenas se hacen comprender cuando hablan. El coronel en jefe del país, los señores Fainé, Millet, Alemany, Molins y sus alrededores, ya han dado su vist i plau.
    Cuando el president Mas llegó a Nueva York le recibieron un grupo de 140 miembros de los Castellers de Vilafranca del Panadès. Levantaron, según las crónicas, varias torres humanas en el centro de Manhattan. El Departament de Cultura –el conseller Ferran Mascarell, el ex dirigente de Bandera Roja- dejó claro que el desplazamiento de los castellers no lo había pagado la Generalitat. ¿Y quién lo habrá pagado entonces?
    Item mas: ¿se conoce el coste real para las arcas públicas que ha significado este interesante viaje publicitario y pro-israelita del gobierno Mas, el gobierno de la “Holanda” del Sur?
    Notas:
    [1] M. Noguer, “Castellers” en Manhattan para reivindicar “La Holanda del Sur”, El País (Cataluña), 22 de junio de 2012, p. 1.
    [2] Durante el reinado de Lodewijk I (Luis Bonaparte), de 1806 a 1810, tomo la información de Wikipedia, el Estado llevó el nombre de Reino de Holanda.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

  2. lejarza said

    ¿Sabemos dónde esta nuestro dinero?
    Jesús Gellida
    Con nuestro dinero, directa o indirectamente, ayudamos a desarrollar un tipo de economía. Por lo tanto, tendríamos que preguntarnos donde invierte nuestro dinero la entidad financiera donde lo tenemo s .
    Así, fácilmente, podemos tener el dinero en una entidad que invierta en el negocio de la guerra, es decir, que apoye financier amente al complejo militar-indus trial del estado español. Y digo fácilmente puesto que tan sólo hay que darle un vistazo al último informe de l a ONG Setem y del Centro Delàs de estudios por la Paz de Justicia y Paz para ver la implicación de la banca convencional en el sector armamentístico. En este informe: Inversiones que s on la bomba. Negocios de la banca con empresas españolas de armamento (1) se descubre la implicación de 42 entidades financieras en el negocio de la guerra, de entre las cuales el informe destaca las 10 entidades con mayor volumen de negocio y mayor presencia en empresas de armas españolas en el periodo estudiado: Bankia, Liberbank, Banco Santander, CaixaBank, BBVA, Catalunya Caixa, Banco Popular, Banco Sabadell, Ibercaja y Bankinter.
    ¿ Os son conocidas estas entidades, no?
    Pero esto no es todo, puesto que muchas de estas entidades también invierten en toda una serie de proyectos en los países del Sur, o más muy dicho de la periferia del sistema, que comportan una destrucción social y ambiental y una vulneración de los derechos humanos que después intentan tapar mediante la obra social y campañas de marketing y publicidad. Con este lavado de cara ante la sociedad que supone la obra social las entidades financieras propugnan unos valores y principios que no tienen nada que ver con su actividad principal, es decir, estas entidades se camuflan de sociales con la obra social mientras están financiando e invirtiendo en productos que, tal como demuestra el estudio de Setem: Cajas de ahorro y desarrollo al Sur , vulneran derechos sociales y laborales e impactan negativamente en el medio ambiente.
    Pero todavía hay más. Cómo todas sabéis una serie de entidades financieras han sido rescatadas con dinero público (las cuales no serán las últimas) haciendo que la deuda pública del Estado aumente (2) y que como consecuencia se aplican más recortes en derech os sociales y laborales. Pues bien , si no tenemos bastante con que la banca convencional invierta en industria armamentística, en proyectos que vulneran los derechos humanos o en otros que destruyen el medio ambiente, y, además, que algunas de estas entidades sean beneficiarías de enormes cantidades de dinero público para ser rescatadas; a la vez, también hay entidades que acusan penalmente a los y las activistas que denuncian estas políticas (3) así como a los que piden que se devuelvan el dinero de los rescates para que se inviertan en servicios públicos (4).
    A todo esto se los puede sumar la cantidad de personas que estas entidades están dejando desahuciadas, es decir, sin un techo donde vivir, así como el cúmulo de vínculos entre representantes públicos y estas entidades, o también el hecho de las escandalosas prejubilacion e s de directivos y consejeros de entidades rescatadas.
    Llegados a este punto, ¿ qué alternativas tenemos?
    Por un lado, como es obvio, apoyar todas aquellas iniciativas de boicot y denuncia hacia la banca convencional por sus políticas económicas especulativas, antisociales y destructoras del medio ambiente.
    Por otro lado, también tenemos que ser consecuentes de donde tenemos nuestro dinero y, por lo tanto, mientras no se recupere y controle socialmente y de forma estricta una banca pública tenemos las finan zas éticas como una alternativa posible.
    Dentro de este ámbito tenemos varias opciones como Coop57, Fiare, Triodos Bank, Oikocredit, entre otr a s, las cuales las podríamos englobar dentro de dos tendencias: una que se centra en la aplicación de una política ética a la intermediación financiera sin optar por modelos participativos y otra que se centra en modelos cooperativos y participativos para construir alternativas y que, a la vez, cuestiona la misma estructura mercantil de la banca convencional. Además, uno de los fundamentos de este tipo de banca es que se rige por el principio de transparencia y, por lo tanto, los inversores pueden conocer qué tipo de proyectos o actividades económicas financian.
    Finalmente, podemos debatir todo l o que quer áis sobre si estas alternativas son más o menos profundas pero l o que se obvio es que mejor que nuestro dinero se inviertan en, por ejemplo, una asociación que promocione la inclusión social de colectivos desfavorecidos que no se inviertan en la industria de la guerra, sin olvidar que en algunas de estas alternativas podemos participar activamente en la construcción de alternativas a la banca tradicional.
    (1) Otro informe interesante del Centro Delàs: La banca armada. Inversiones explosivas de los bancos y cajas.
    (2) Ver el artículo: El Gobierno de Rajoy miente y nos lleva hacia la ruina para profundizar sobre el rescate a la banca.
    (3) En este enlace podéis leer la noticia de que CaixaBank acusa penalmente por denunciar sus actividades destructivas a activistas de Ecologistas en Acción .
    (4) En este enlace podéis ver toda la información del Boicot a Catalunya Caixa por las denuncias de esta entidad a los y las activistas que le reclamaban que devolviera el dinero de su rescate.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

  3. lejarza said

    Impuestos y fraude fiscal
    Vicenç Navarro
    Este artículo cuestiona la tesis ampliamente aceptada en círculos financieros y económicos del país que el Estado español ha agotado las posibilidades de generar más recursos. El artículo señala información del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) que muestra que el Estado podría recoger 89.000 millones de euros si tuviera voluntad de hacerlo.

    El Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) es una de las instituciones más valiosas que tiene este país. De una manera metódica y rigurosa proveen información de una gran importancia que documenta las enormes injusticias existentes en el sistema fiscal español que se han acentuado todavía más con las políticas públicas llevadas a cabo por los gobiernos Zapatero y Rajoy (más este último que el primero) en respuesta a la crisis. En un interesante artículo publicado en Tercera Información (02.05.12), Miguel Ángel Mayo, coordinador en Catalunya de tal sindicato, provee gran cantidad de datos sobre el fraude fiscal en España que, por desgracia no han aparecido en los medios de mayor difusión. Veámoslos.
    El fraude fiscal representa una cifra, 89.000 millones de euros, muy elevada y que el Estado deja de ingresar año tras año. Es uno de los fraudes fiscales más elevados de la Unión Europea y también de la OCDE (el club de países más ricos del mundo). Por otra parte, España es el país que tiene menos inspectores de Hacienda en relación a la población tributaria. Hay un inspector por cada 1.680 contribuyentes, tres veces inferior a la media de los países de la OCDE y cinco veces inferior a Franca y Alemania.
    El fraude es, pues, un problema grave. Ahora bien, otro dato de gran relevancia es que tal fraude fiscal se concentra en un sector muy pequeño de la población: las grandes fortunas y las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año, fraude fiscal que se realiza a través de la banca, la institución más importante que lo canaliza hacia los paraísos fiscales, es decir, países donde prácticamente no se pagan impuestos. En realidad, el Fondo Monetario Internacional calcula que una cuarta parte (sí, leyó bien, una cuarta parte) de la riqueza del mundo está depositada en tales paraísos fiscales. Según la OCDE, 600.000 millones de dólares no se ingresan en las cuentas de los Estados de tal grupo de países (incluido España), resultado del depósito de los súper ricos y ricos de aquellos países en paraísos fiscales. España es uno de los países que tiene mayor número de agujeros fiscales que disminuyen los ingresos al Estado. En España uno de los instrumentos que más utiliza tales paraísos fiscales son las 3.113 sociedades de inversión de capital variable (conocidas como SICAV), que gestionan un patrimonio de 26.154 millones de euros.
    De todos estos datos, resulta que los ricos y súper ricos apenas pagan impuestos en España. El sistema de tributación es profundamente injusto. El 44% de los ingresos al Estado procede de los impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), de los cuales el 83% de la recaudación se basa sobre las rentas del trabajo (es decir, la población que trabaja y está en nómina). Y un 32% de los ingresos al Estado procede de los impuestos sobre el Valor Añadido (conocido como IVA), que se basa en el consumo y es profundamente regresivo, lo cual quiere decir que las clases populares pagan mucho más que los ricos y los súper ricos. Es, pues, una enorme frivolidad el argumento de que España ha alcanzado su límite en cuanto a gastos, pues el país no da para más. Si en España la carga impositiva total fuera (como porcentaje del PIB) como en Suecia, el Estado español ingresaría 200.000 millones de euros (sí, lo ha leído bien, 200.000 millones) más de los que ingresa. Ahí está el quid de la cuestión: los que tendrían que pagar mucho más de lo que pagan no son el ciudadano normal y corriente, sino el 10% de la población –los ricos y los súper ricos- que tienen un enorme poder político y mediático en el país. Así de claro.
    Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

  4. lejarza said

    Crisis del pensamiento
    Antonio José Gil Padilla

    Con frecuencia me pregunto quién o quiénes de los que formamos parte de las generaciones que convivimos ahora pasarán a la historia del pensamiento, al estilo de los pensadores que, antes o después, han adquirido fama, aunque nunca sabremos si fueron los mejores. El poder y, tal vez, la casualidad hayan jugado un papel determinante en esa selección. Una especie como la nuestra, con una inevitable inclinación a la simplificación, ha acuñado el término “intelectual” para referirse a los que por su esfuerzo, por los servicios prestados a los que mandan o por el azar, adquieren o han adquirido esa fama. En unas sociedades en la que todo se compra y se vende es difícil discernir cuáles son los verdaderos motivos por los que hemos conocido la obra de Platón, de Kant, de Descartes, de K. Marx o de E. Fromm, por poner algunos ejemplos.
    En una afirmación simplista, cierto día escuché decir, en el uso de esa tendencia a la reducción, que una persona adquiere la condición de “intelectual” cuando ha elaborado una obra y ese trabajo es socialmente reconocido. A mi entender, se le olvidaba lo fundamental, es decir, que esa obra debe incorporar elementos renovadores, por no tildarlos con mayor precisión como revolucionarios. De esa manera, Marx en su obra “Las tesis sobre Feuerbach” desmonta la concepción del materialismo de este último, dando un giro trascendental en el terreno de las ideas.
    El pensamiento es pieza clave en cualquiera de los acontecimientos que han supuesto un avance en la trayectoria de la humanidad. F. Engels afirma que “en la Alemania del siglo XIX, la revolución filosófica fue el preludio de la política”. Por lo general, los cambios socioeconómicos han estado precedidos de un debate entre defensores de unas ideas conservadoras y las de otros que han roto con lo establecido hasta entonces.
    Pero ¿qué podemos esperar ahora de aquellos que, con mayor o menor acierto, piensan, analizan, escriben o hablan sobre las causas o las consecuencias de los acontecimientos que estamos viviendo? Por descarte, iremos despejando el panorama en estos tiempos en los que el sistema, con todos los resortes a su alcance, se ha encargado de transformar lo que se conoció como pensamiento único en pensamiento nulo, lo que, en aras de mantener la actual correlación de fuerzas a favor de los ostentan el poder, da lugar a uno más de los estrangulamientos o contradicciones del propio sistema al evitar que, con la irrupción de nuevos análisis, tenga lugar un auténtico debate ideológico que dé salida a esta situación de agotamiento.
    Para enmascarar lo que pudiera ser un espacio del pensamiento serio y riguroso, se ponen en marcha esperpentos como las tertulias y los tertulianos que tienen su origen en la más rancia manera de hacer radio encabezada por un locutor torpe y reaccionario que se vanagloria de haber establecido esta fórmula. Unas cuantas decenas de pseudotertulianos a sueldo recorren las diferentes cadenas de radio y TV, sin discriminar las públicas de las privadas, las de corte moderado de las de extrema derecha, etc., convirtiendo sus intervenciones en “realities” más que en discusiones de interés. Hablan de todo sin tener idea de nada. El plantel que con tanta frecuencia nos presentan suele estar compuesto por un sector verdaderamente reaccionario y de otro que en apariencia es más progresista, pero, en sintonía con los anteriores, comparten un bajo nivel intelectual. Además, a todos ellos les une una jugosa retribución por el sucio papel que desempeñan.
    Por otro lado, nos torturan con las declaraciones de los supuestos “expertos” que son entrevistados individualmente dando lugar a esa ceremonia de la confusión a la que los sufridos espectadores asistimos atónitos. Sus intervenciones se reducen a una especie de verborrea confusa e imprecisa para salir del paso, en la que ponen de manifiesto su incapacidad para comprender, para analizar con rigor y para dar respuesta a una situación de agotamiento. Aunque convenientemente recompensados, son víctimas del sistema y, la mayoría, somos víctimas de todos ellos.
    Los “filósofos” de procedencia docente, han entrado a formar parte de este negocio, asistiendo a estos pseudodebates o entrevistas en los medios. No existe ningún trabajo, tratado o estudio de este grupo que innove o remueva los pilares de una tendenciosa ideología al servicio del poder.
    Por último, las mayorías, convertidas en masa, se mueven entre el miedo y la confusión, esperando cualquier acontecimiento deportivo para olvidarse, aunque sea de esa manara tan efímera, de su triste realidad. Por ese carácter de eventualidad, el sistema se encarga de encadenar unos actos con otros sin dar respiro. El interés cultural de algunos queda satisfecho con la lectura de esos best seller que narran un mundo absurdo e irreal, sin que esta simple actividad tenga una proyección eficaz en el desarrollo intelectual o cultural de los lectores. Es esta una manera más de entretener y embelesar a una sociedad que interesa mantener inactiva.
    Por lo tanto, en los momentos de incertidumbre en los que vivimos ahora, que sin lugar a dudas son tiempos de agotamiento del sistema en su conjunto, se echa en falta la existencia de corrientes de pensamiento que, alejado de la dogmática, la metafísica o las disquisiciones filosóficas analicen la situación y pronostiquen el cambio o la transformación hacia una nueva forma de vida. Se observa un tremendo vacío en el terreno de la reflexión y el análisis, que, como he señalado, es suplantado por la banalidad y el mercantilismo de la palabra y la discusión. Por esa razón, los individuos de este tipo de sociedades vagan aturdidos sin saber con certeza hacia donde nos dirigimos.
    A pesar de esa ausencia generalizada del pensamiento, hay quienes tienen algo interesante que decir, pero el sistema, a través de los potentes medios de comunicación, manipulación y enajenación, anula la publicación o difusión de los trabajos de esos que, a título personal, buscan salidas de progreso e igualdad, o que intentan crear conexiones con otros para establecer verdaderos debates.
    Por fortuna, las grandes redes informáticas juegan a favor de esas minorías que se enfrentan al sistema. La difusión de escritos y textos a través de este medio es imparable y pone en cuestión la política clientelista y sectaria de los mass media, convertidos en una potente herramienta de embelesamiento.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

  5. lejarza said

    Protocolos finales del capitalismo

    Paul Walder
    La crisis financiera europea no tiene fondo y apunta hacia el cumplimiento de las predicciones más extremas, aquellas censuradas por la gran prensa y negadas, cual comentario insano, por financistas y gobernantes. Pero en un mundo enloquecido, controlado por los mercados y toda laya de especuladores, las únicas posibles verdades hay que sondearlas entre algunos académicos honestos, entre activistas e imparciales observadores. En la superficie, en los medios de comunicación corporativos, la información fluye con el mismo sesgo e interés que un aviso publicitario.
    El curso que ha seguido la maraña financiera es mantener, por el tiempo que sea posible, un modelo que ha favorecido de forma inmensurable a las grandes finanzas y corporaciones. Mantenerlo a costa de lo que venga, que son alzas de impuestos a las personas, recortes salariales, eliminación de todos los beneficios sociales y represión, hasta el momento dosificada. Mantenerlo, si cabe, a costa de la clausura de toda la economía.
    Es eso precisamente lo que vivimos en estos días. Si el tosco y desteñido discurso oficial intenta enmascarar la catástrofe económica con más y más endeudamiento, hay otras fuentes que revelan el inminente colapso global. Todas las miradas más o menos agudas están observando no solo el hundimiento de una variante extrema del capitalismo, sino de algo aún más pesado: el sistema capitalista mismo, por lo menos en su versión original occidental, aun cuando también ya comienzan a llegar oscuras noticias desde China. Lo que hace décadas, incluso años, parecía un delirio anticapitalista, hoy se destapa como una rara y cruda realidad.
    Las políticas oficiales están cristalizadas y sus gestores enceguecidos. El poder financiero, fundido con el poder político, ha cooptado también a los mismos Estados burgueses. La institucionalidad es una extensión de los poderes más ocultos que se resisten a cualquier merma, modificación y suspensión. El poder financiero, que ha buscado su amplificación bajo el discurso del crecimiento económico y el progreso, hoy, extraviado por su propio fracaso, sólo busca la supervivencia. Lo hará aun cuando en el proceso destruya al cuerpo económico y a todo el tejido social.
    Este proceso podemos observarlo en el sentido maldito que tienen los rescates financieros, los que degradan a rescatadores y rescatados. El poder financiero, imbricado por todas las ranuras políticas y económicas, es como un virus que sólo vela por su propio beneficio. A corto plazo, enferma al sistema económico y productivo, a todos los trabajadores y ciudadanos; a mediano plazo, lo hará con los mismos Estados.
    Tenemos el ejemplo inmediato de la crisis europea. ¿Cuál es el destino de los rescates financieros a los países del sur de Europa? Simplemente, sostener una banca insolvente. ¿Quienes han de pagar esos rescates? Todos los ciudadanos europeos, incluso los griegos, portugueses y españoles a través de sus impuestos o mediante recortes salariales y eliminación de la seguridad social: políticas públicas para mantener un statu quo económico que favorece al sector financiero.
    Esta es la primera degradación. La otra tal vez tardará un poco, pero sin duda llegará. Los recortes salariales y las alzas de impuestos debilitan el consumo y la producción, lo que coloca en un círculo vicioso recesivo a la economía supuestamente rescatada. Algunos observadores y organismos ya le han dicho a la Unión Europea y Alemania que detengan los rescates, aun cuando ya ha aparecido en el horizonte un nuevo candidato. Si Italia sigue el mismo rumbo que España, lo que es bastante posible, el problema ya no estará solamente entre los rescatados, sino en el rescatador.
    Cuando el gobierno español quiso convertir el salvavidas financiero que le entregaba la Unión Europea en un gran triunfo, mucha gente sabía que aquello era un engaño, una gran mentira. Lo dijo de inmediato el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz, para quien la “economía vudú” o la magia no resulta cuando no se tiene un proyecto de saneamiento económico. Tampoco le creyó a los españoles el ministro de Hacienda chileno, Felipe Larraín, y ninguno de los zorros y aves de rapiña de los mercados financieros. A las pocas horas del rescate, el riesgo país español siguió subiendo.
    El problema financiero de occidente no tiene salida. Cuando Stiglitz habla de la “economía vudú” se refiere también a políticas económicas que han demostrado reiteradamente su fracaso. Es cosa de ver qué ha pasado con la economía estadounidense después de los gigantescos rescates a los bancos de inversión en 2008. Lo que hacen esos gestores económicos es administrar una especie de bestial bicicleta financiera que oculta la falta de producción y empleo. Puro ilusionismo que puede desaparecer, así como un resplandor en el aire, de la noche a la mañana.
    Aquí todo se viene abajo. Es un asunto de tiempo. Desde el fin de la segunda guerra mundial Europa no vivía una degradación como la que hoy padece, una percepción que también comparten los estadounidenses. Hay desencanto y frustración con un sistema económico incapaz de cumplir con sus promesas. Se está sin trabajo, sin dinero, llenos de deudas. Sin un presente y, lo que es aún peor, sin esperanza en un futuro.
    Cuando los financistas y oficiantes del mercado dicen que hay bancos demasiado grandes para dejarlos caer, lo que hacen es infundir miedo en los gobiernos y ciudadanos sobre un eventual caos económico y político. Pero cuando el sistema capitalista no tiene ya mucho más que ofrecer, cuando acumula deudas y dolor, lo mejor es abandonarlo antes que el estallido sea demasiado grande. La sanación económica será difícil, pero aún más lo será la gran conflagración.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

  6. lejarza said

    CiU de dretes
    RAMON IGLESIAS Els catalans amb sensibilitat d’esquerres estan orfes de futur, amb un PSC sense rumb i agonitzant a les enquestes, i amb una ERC puixant però de forma insuficient i sense tenir l’esquerra com a prioritat. També puja però amb menors possibilitats ICV-EUiA, que té per davant molt camí per recórrer però amb cap possibilitat, de moment, de liderar una alternativa.
    Davant de tot això hi ha CiU, que experimenta el desgast de gestionar misèria però sobretot el desgast d’exposar la seva nova identitat estrenada amb Artur Mas: la de ser un partit de dretes sense matisos. CiU, en el passat un partit que s’havia alimentat també d’ideals socialdemòcrates i centristes, és actualment un partit clarament de dretes. No és ni bo ni dolent, sinó una simple constatació. El seu líder actual (Artur Mas) així ho ha decidit, col·locant al capdavant de les carteres que marquen ideologia gent molt de dretes. És el cas de Felip Puig, conseller d’Interior, garant de l’ordre per davant de tot; o de Boi Ruiz, que possiblement passi com el conseller que va enterrar el model de salut conegut fins ara. O del mateix president Mas, que per posar un ?exemple, i amb independència de si és bo o no l’Eurovegas, ell ho té tan i tan clar que no dubta a menystenir i ridiculitzar aquells que s’hi han manifestat en contra.
    A CiU s’ha imposat la dreta d’ordre i negoci per davant dels individus, de la història, del paisatge i del territori. Aspectes que la CiU de Jordi Pujol mai no va perdre de vista i que sempre va fer dubtar els electors amb sensibilitat lleugera d’esquerres que sovint el van votar.
    Però malgrat que Convergència i Unió és ja un partit de dretes sense complexos, avui per avui és l’únic partit capaç -llevat que l’actual terratrèmol es converteixi en el big one- de tornar a revalidar la majoria. Possiblement amb altres aliats perquè, si una cosa m’atreveixo a afirmar, és que a Catalunya el PP tornarà al seu cau residual.

    Argelaguer, Sales de Llierca, Sant Jaume de Llierca, Montagut i Oix, Tortellà, Les Planes d’Hostoles, Sant Feliu de Pallerols, Sant Aniol de Finestres, Besalú, Beuda, Maià de Montcal, Sant Ferriol, Olot, Castellfollit de la Roca, Les Preses, Riudaura, Sant Joan les Fonts, La Vall de Bianya, La Vall d´en Bas, Mieres, Santa Pau Garrotxa Girona Lleida Tarragona Barcelona Catalunya Espanya Lejarza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: